Situación de los trabajadores de Cerámica Fighiera

Situación de los trabajadores de Cerámica Fighiera
Somos trabajadores de Cerámica Fighiera una fábrica de ladrillos huecos y tejas coloniales, que funciona en nuestro pueblo al sur de Santa Fe, Fighiera, desde el año 1950. Esta fábrica tiene 47 obreros, algunos de ellos trabajan desde hace más de 40 años. Nuestros salarios han sido históricamente muy bajos, las condiciones de trabajo son de súper explotación, no contamos con medidas de seguridad, ni preventivas de accidentes de trabajo, la mayoría de nosotros ya sufre alguna que otra enfermedad producto de las tareas que realizamos. Sin importar el clima con frio, calor o lluvia debemos trasladar el material desde fuera de la fabrica hasta adentro con nuestra propia fuerza, empujando una zorra manual y del mismo modo una vez producido el ladrillo o la teja se debe colocar en un playón fuera de la fabrica. Nuestro trabajo es totalmente insalubre y sin embargo nunca fue reconocido por parte de la patronal. Al parecer hoy a la patronal ya no le resultan beneficiosas las ganancias obtenidas de nuestro trabajo y por esa razón han abandonado la fabrica, su estado es de total obsolescencia, no pusieron ni un peso en mejoras, ni maquinarias. Hoy para la patronal la ganancia esta en los terrenos que ocupa la fabrica; su interés radica en un negocio inmobiliario, vender estos terrenos para construir un barrio privado para ricos. Desde hace mucho tiempo que nos vienen recortando el salario, nos pagan a cuenta gotas, deben vacaciones, aguinaldos, acuerdos paritarios, la deuda en algunos casos supera ampliamente los $ 15.000. El sindicato ceramista que era quien supuestamente nos representa y debía defender nuestros intereses, nos abandono a mitad de camino luego de que las reuniones en la secretaria de trabajo se agotaron, entregando nuestras conquistas y derechos. Arreglando a espaldas nuestras, comportándose como patrones. Hace ya varios meses que hartos de esta situación, cansados de mentiras y engaños, de prepoteadas y persecución, decidimos tomar la fabrica, para defender nuestros puestos de trabajo, nuestro derecho al trabajo, para evitar que tiren la fabrica abajo y concreten un sucio negocio inmobiliario, no estamos dispuestos a quedar en la calle, no queremos sumarnos a la larga lista de desocupados. El día 12 de junio intentaron desalojarnos de la fábrica acusándonos de usurpadores, y resistimos, sabemos que quieren sacarnos de nuestro lugar de trabajo. Tenemos nuestras manos, tenemos nuestra fuerza y la voluntad para defender nuestros puestos de trabajo, para poner en marcha la fabrica y garantizar nuestra subsistencia. Apelamos a la solidaridad de los trabajadores de la región, a nuestro pueblo, a los estudiantes, a las organizaciones a acompañarnos en esta lucha. Luchamos por: • Pago de todo lo adeudado y los meses caídos. • Puesta en marcha de la fabrica en manos de los trabajadores. Trabajadores de Cerámica Fighiera. 19/06/13